Se estima que más de 800.000 funcionarios interinos están a la espera de una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que puede cambiarles la vida y acabar con su situación de temporalidad y “discriminación” laboral.

El lunes 15 de julio de 2019, Civic Abogados se hacía eco de la noticia que mantiene en vilo a miles de personas que trabajan como profesores y explicamos la casuística a la Cadena SER.

Por un lado, hay una sentencia del Tribunal Supremo (TS) de 11 de junio de 2018 que consideró NULO de pleno derecho el cese a 30 de junio de los funcionarios docentes interinos de centros no universitarios que son contratados en septiembre para ejercer durante todo el curso escolar, sin pagarles los meses de julio y agosto, al considerar que supone una vulneración del principio de no discriminación recogida en la Cláusula 4 D1999/70 CE, que tiene por objeto aplicar el Acuerdo marco sobre trabajo de duración determinada, basándose en la jurisprudencia del TJUE.

Sin embargo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), en sentencia de 21 de noviembre de 2018, resolviendo una cuestión prejudicial planteada por Auto del Tribunal Superior de Justicia de Castilla la Mancha (TSJCLM) en un caso muy similar, dictaminó que en dicha situación no había discriminación y no se vulneraba la Cláusula 4 D1999/70 CE.

En la actualidad, ante la diversidad de criterios, quizá la Sala 3ª del TS se podría ver obligada a plantear un nueva cuestión prejudicial al TJUE.