Blog

La relación laboral de los artistas

La especial relación laboral de los artistas en espectáculos públicos la regula el Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto. Este Real Decreto se aplica cuando se da una relación laboral entre un organizador de espectáculos públicos o empresario y quienes se dediquen a prestar una actividad artística a cambio de una retribución.

Quedan incluidas en el ámbito de aplicación de este Real Decreto todas las actividades desarrolladas directamente ante el público o destinadas a la grabación de cualquier tipo para su difusión ante el mismo, en medios como el teatro, cine, radiodifusión, televisión, plazas de toros, instalaciones deportivas, circo, salas de fiestas, discotecas, y, en general, cualquier local destinado habitual o accidentalmente a espectáculos públicos, o a actuaciones de tipo artístico o de exhibición.

En este artículo analizamos los aspectos más destacables de la regulación específica de los artistas.

Leer artículo

¿Qué es el despido procedente?

El despido procedente es aquel que se ha realizado de forma correcta y ha sido considerado así por un juez competente. La consideración de procedencia del despido se basa en que las causas alegadas en la carta de despido, así como el procedimiento seguido, son correctos.

Cuando el despido se califica como procedente se entiende que el comportamiento del empleador ha sido adecuado, y por tanto, el despido se entiende ajustado a derecho.

Leer artículo

La derogación del artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores

El día 18 de febrero de 2020 el Gobierno, mediante Real Decreto-ley 4/2020, ponía fin a una de las causas de despido que más polémica ha desatado en los últimos tiempos: el despido por absentismo.

Este apartado, incluido en el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores (en adelante, ET), permitía extinguir la relación laboral por ausencias al puesto de trabajo. Estas faltas podían ser injustificadas o justificadas.

En el caso de que la inasistencia estuviese justificada debido a una baja médica por contingencia común, el despido era por una causa objetiva y, por tanto, las personas trabajadoras percibían una pequeña indemnización y perdían su trabajo.

Leer artículo

El despido improcedente

El despido improcedente es la extinción de un contrato de trabajo por parte del empleador, sin causa o motivo justificado o de manera informal. Está regulado en el artículo 56 del Estatuto de los Trabajadores.

Hay varias modalidades por las que se materializa un despido improcedente, pero el mismo debe ser declarado por el juez o reconocido por el empleador frente al Servicio de Mediación.

Leer artículo

Excedencia voluntaria: requisitos, reincorporación, paro...

Cuando hablamos de excedencia, nos estamos refiriendo a un concepto ligado al trabajador por cuenta ajena, concretamente es un derecho que tienen los trabajadores para suspender el contrato de trabajo.

Con la excedencia se suspende tanto la obligación del trabajador de prestar servicios, como la obligación de remunerar el trabajo y de cotizar por parte de la empresa.

Ahora bien, la excedencia voluntaria se diferencia de otras excedencias “forzosas”, ya que en la excedencia voluntaria no se desprende un derecho incondicional del trabajador de reincorporarse a su puesto de trabajo al finalizar el período de duración de la misma.

Leer artículo

El despido disciplinario: impugnación, indemnización y readmisión

El despido disciplinario es la manifestación más grave del poder disciplinario que ostenta el empresario sobre el trabajador. El Estatuto de los Trabajadores contiene un listado tasado de causas que pueden fundamentar el despido en el artículo 54.

De todos modos, la amplitud de la redacción de estas causas, (en especial la indisciplina o desobediencia y la transgresión de la buena fe), permite que prácticamente cualquier incumplimiento grave y culpable por parte del trabajador pueda ser constitutivo de la medida disciplinaria más severa.

Leer artículo

La concurrencia desleal

La concurrencia desleal es la situación que se produce cuando el trabajador hace la competencia a la empresa de manera desleal, trabajando de forma simultánea en otra empresa o por cuenta propia a la vez concurriendo con la actividad básica de la empresa donde trabaja, sin el permiso expreso de esta.

Leer artículo

El pacto de no competencia

El pacto de no competencia o de no concurrencia postcontractual es un acuerdo entre la empresa y el trabajador que compromete al empleado, una vez concluida su relación laboral con la empresa, a abstenerse durante un tiempo limitado de realizar cualquier actividad profesional que pueda suponer competencia para su anterior empleador.

Leer artículo